Cómo darte amor a ti mismx

Muchos de nosotros estamos muy concentrados en cuidar nuestra salud, comer alimentos que nos nutran, tratar de estar activos ... mientras intentamos establecer una rutina de meditación, ejercicio e intentamos dejar el móvil fuera de la habitación para dormir mejor.

Estos actos de autocuidado son maravillosos, necesarios e importantes. Hay muchísimos artículos sobre como llevar una vida más saludable y mejorar en casi todas las facetas que nos propongamos.

Pero hay un acto de autocuidado que descuidamos a menudo, o peor aún, que nunca practicamos -porque no sabemos ni siquiera lo que significa: querernos a nosotros mismos.

Pero es algo que deberíamos hacer varias veces a lo largo del día, como intentar beber 8 vasos de agua. Debemos darnos al menos 8 dosis de amarnos todos los días.

¿Qué es este "amor propio" (no en el sentido sexual)? Imagínate derramar amor en su corazón a alguien que ama mucho, ¿cómo se sentiría eso? Ahora trata de hacer lo mismo por ti mismo. Eso es amor propio, y es un concepto completamente extraño para la gran mayoría de las personas.

Por qué es tan importante

Cuando te relacionas con las personas a un nivel uno a uno descubres que casi todos lidiamos con una parte de autodecepción, enfado con nosotros mismos y con la sensación en algunos momentos de que no somos suficientemente buenos o adecuados.

Este es el problema básico que la mayoría de nosotros enfrentamos, todos los días. No amamos grandes porciones de nosotros mismos. Nos castigamos, todo el día. Nos preocupamos por la incertidumbre porque no creemos que seamos lo suficientemente buenos para enfrentarla. No confiamos en nosotros mismos para mantenernos en algo, porque hemos formado una imagen muy mala de nosotros mismos a lo largo de los años. Nos enojamos con nosotros mismos por comer demasiado, beber demasiado alcohol, meternos en una situación social, distraernos y mirar videos o jugar videojuegos, y así sucesivamente. Somos duros con nosotros mismos, y no nos gusta cómo nos vemos o quiénes somos, de muchas maneras.

Esto afecta todo en nuestras vidas. Nos hace estar más estresados, menos felices, ansiosos, deprimidos, estancados, relacionarnos, estar menos concentrados, nos vuelve más propensos a buscar alimentos que sean cómodos o nos lleva a distraernos comprando cosas (que no necesitamos) a modo de consuelo para reducir el estrés y el dolor de ser quienes somos.

Pero si pudiéramos darnos amor, empezaría a sanar todo esto. Todo podría cambiar. Podríamos lidiar con la incertidumbre y el caos y las dificultades de una manera mucho más efectiva.

Darnos amor es un acto tan importante de cuidado personal y, sin embargo, rara vez se realiza.

Cómo darnos amor regularmente

Lo más importante es recordarlo. Establece recordatorios para ti, si lo necesitas, dondequiera que vayas. Puedes colocar recordatorios en tu nevera, el ordenador, en el móvil, en el espejo, en tu escritorio del trabajo… allá donde más tiempo pases para que no se te olvide.

Los recordatorios solo tienen que ser dos palabras: "ámate tú".

Cuando veas el recordatorio, el acto es muy simple (incluso aunque te parezca antinatural al principio, no dejes de hacerlo, date algo de tiempo para acostumbrarte):

Haz una pausa y siente el estrés, el dolor, la duda, la ira, la frustración, y la ansiedad que puedas sentir. Permítete sentirlo realmente, físicamente en su cuerpo, solo por unos momentos. Está bien sentir esto.

Ahora date el bálsamo del amor. Tan raro o tonto como se siente, solo inténtalo. Imagina primero que estás enviando amor a alguien a quien amas mucho: tu hijo, tu madre, tu mejor amiga o tu perro. Imagina que atraviesan dificultades y envía el amor que sientes hacia ellos, como si tuvieras la esperanza de ayudarles a estar mejor. Observa cómo sientes esto en tu corazón. Ahora intenta hacerlo para ti, genera el mismo sentimiento en tu corazón, pero esta vez manda toda esa energía amorosa hacia ti.

Siéntelo como un bálsamo curativo. No importa lo poco que puedas generar, siente como se coloca sobre estrés, el dolor, la ira, la duda ... como un líquido espeso que alivia el dolor. Permítete recibir este amor como el amor que has estado anhelando.

Es así de simple. Solo toma unos minutos: siente el estrés y el dolor, envíate amor, déjate sentir.

Hazlo 8 veces al día. O una docena, si puedes.



Parte de este contenido ha sido traducido con el permiso de Zen Habits, una web que nos encanta -pero que está en inglés- y contribuimos a difundir en Life Safari.

Alaitz Benito