Pareja

Ténicas de los manipuladores: gaslighting, luz de gas

El término proviene de la película Luz que agoniza de 1944 en la que unos recién casados se mudan a vivir a casa de una tía recientemente fallecida.La mujer  empieza a escuchar aterrorizada unos ruidos extraños por las noches en su ático,  y la presión de su marido la atormenta hasta hacerla creer que se está volviendo loca…

El gaslighting o la luz de gas, es una técnica de maltrato psicológico utilizada por los narcisistas (Nx) con el fin de producir en la víctima ansiedad extrema y un nivel de confusión tal, que ya no confíe en su propia memoria,  percepción o juicio. Las técnicas utilizadas por el Nx en el  gaslighting son similares a las utilizadas por la policía y otras fuerzas de seguridad para el lavado de cerebro, interrogatorios y tortura.

La intención del Nx es desequilibrar de forma sistemática el equilibrio mental, la confianza en si misma y la autostima de la víctima de modo que ya no sea capaz de funcionar de manera independiente. Para ello, el maltratador retiene con frecuencia y de forma sistemática información sobre hechos y sucesos, que reemplaza con información falsa. Como lo hace de forma muy sutil, este comportamiento maquiavélico y astuto es muy dificil de percibir desde el exterior y termina haciendo mella en la estabilidad mental de la víctima. Por eso que es una forma tan jodida  dura de maltrato.

El daño emocional del gaslighting es enorme. Cuando estás expuesta a esto durante suficiente tiempo, empiezas a perder el sentido de tu propio ser. No puedes confiar en tus propios juicios, empiezas a cuestionar la realidad de todo en tu vida. Comienzas a dudar de ti misma, y esto te hace ser muy insegura la hora de tomar decisiones, incluso aunque sean pequeñas o sin importancia.

La víctima se deprime y se vuelve totalmente dependiente de la persona que abusa de su sentido de la realidad.

Estas técnicas suelen darse en la fase de devaluación de la víctima en la que confundida por el comportamiento extraño del narcisista,  se esfuerza muchísimo más por complacer a su agresor con la esperanza de recuperar la relación de que tenían al principio. Ahora vive angustiada con la ansiedad y llena de confusión.

¿Cómo puedes saber si te están haciendo gaslighting?

1. Estás constantemente dudando de ti misma.
2. Te preguntas “¿Soy demasiado sensible?” una docena de veces al día.
3. Te sientes confundida e incluso loca en el trabajo.
4. Siempre estás pidiendo perdón a tu madre, padre, novio, jefe.
5. No consigues entender por qué, con tantas cosas aparentemente buenas en tu vida, no eres feliz.
6. Buscas excusas para el comportamiento de tu pareja frente a amigos y familiares.
7. Ocultas información a amigos y familiares para no tener que dar explicaciones.
8. Sientes que algo va mal, muy mal, pero nunca consigues expresar  lo que es.
9. Mientes para evitar las humillaciones y aceptar el cambio que ha sufrido tu realidad como pareja.
10. Tienes problemas para tomar decisiones sencillas.
11. Sientes que eras una persona muy diferente – más segura, más divertida, más relajada…
12. Te sientes desesperada y sin alegría.
13. Te sientes como si no pudieras hacer nada bien.
14. Te preguntas si eres “suficientemente buena” novia / esposa / empleadoa/ amiga; hija.

Fuentes: psychology today

Leave a Response