Pareja

Tu alma gemela a medida: así empieza una relación con un narcisista, psicópata o sociópata

Hace poco hablaba de la trampa del maltratador emocional y pasaba rápidamente por las fases de la relación con un Px (psicópata), Sx (sociópata) o Nx (narcisista). La primera de las fases, es la de idealización. En esta fase, el psicópata te entrena para que te conviertas en su pareja ideal. En cuestión de semanas, absorbe toda tu vida y te conviertes en su fuente primaria de adoración y alabanzas. Pero antes, te tienes que enamorar.

Esta fase se compone de 3 elementos: la idealización, la persuasión indirecta y lo que se denomina “testing de water” o “probando el agua”.

Idealización

La fase de idealización en una relación psicopática no se parece a nada que hayas vivido antes. Caerás rendida a sus pies, perdida en una apasionada fantasía con alguien que te excita a todos los niveles: emocional, espiritual y sexualmente.

Será lo primero en lo que pienses al levantarte esperando algún mensaje suyo para empezar el día. Te descubrirás pronto planeando el futuro con él, olvidándote de las realidades aburridas de la vida. Nadie te importa ya. Él es la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida.

Mientras tu corazón está ocupado con todas estas cosas, su mente está ocupada con otra cosa: bien, está funcionando.

Los psicópatas nunca sienten lo que muestran. Te observan y replican cada una de tus emociones fingiendo mientras están contigo. Este proceso también se llama love-bombing, porque tira abajo tu muro de protección y modifica tu química cerebral para que te vuelvas adicta a las emociones que te produce.

Sus piropos y palabras bonita juegan con tu vanidad e inseguridades más profundas. Ellos te alabarán y serán atentísimos a través del teléfono, facebook y email. En cuestión de semanas tendréis vuestra colección de bromas y de canciones. Mirando hacia atrás te darás cuenta de lo loco que fue, pero cuando estás viviendo ese momento, no te puedes imaginar la vida sin él.

Pero, ¿Cómo lo ha hecho?

Dejando de lado las poesías y los regalos, el Px utiliza varias técnicas de lavado de cerebro para ganarte. Las 6 más comunes son:

 

  1. Tenemos tantas cosas en común. 
Vemos el mundo de la misma forma. Tenemos el mismo sentido del humor. Somos los dos tan empáticos, siempre ayudando a nuestras familias y amigos. Somos perfectos el uno para el otro.
Se pasan la primera parte de la relación escuchándote y repitiendo que ellos se sienten de la misma forma. Empezarás a pensar que el es la única persona que conocerás en tu vida tan parecida a tí. Y es verdad, porque es imposible que dos personas sean iguales en todo.
Las personas normales son diferentes. Es lo que hace la vida interesante. Pero los psicópatas se pueden saltar esta complicación porque no tienen identidad propia. Son unos camaleones que transformar su personalidad para convertirse en tu pareja perfecta.
  1. Tenemos los mismos sueños.
Además de consumir tu presente, el Px te hará muchas promesas a largo plazo. Esto asegura que estás metida de lleno en la relación. Después de tuedo, ¿quién quiere estar en un romance sin futuro? El psicópata sacará pronto el tema de la boda y antes de que te des cuenta estará viviendo contigo, si es que no ha conseguido que te quedes embarazada.
Tu ya sabes que pasarás el resto de tu vida con él. Si siempre quisite tener hijos, él es tu hombre. Si querías montar tu propio negocio, se convertirá en tu mano derecha. Si estás en un matrimonio infeliz o con una pareja que no te convence, el llegará justo para ser el reemplazo. Si te fijas bien, llegarás a la conclusión de que el sacrificio siempre vendrá de tu parte.
  1. Compartimos las mismas inseguridades
Jamás dirán esto, pero ellos conocen a la perfección tus vulnerabilidades. Reproducirán tus inseguridades para ganar tu simpatia y así pondrás todo el cariño del mundo en ayudarles a superarlas del mismo modo que te gustaría que te ayudaran a ti. Las personas con empatía no se sienten atraidas hacia personas prepotentes y con excesiva confianza en sí mismas. Cuando cnoces a alguien que se siente inferior, intentas a toda costa hacerle sentir mejor.
El psicópata adora todos tus esfuerzos. Te compara con su ex, idealizandote a tí sobre todas las demás. El psicopata utiliza tus insegurdades como una herramienta de manipulación y control.
  1. Eres preciosa ( o un bombón)
Los psicópatas están obsesionados con tu aspecto. Jamás conocerás otro ser humano que te haga comentarios sobre tu pelo, tu ropa, tu piel, tus fotos ( te sacará muchísimas fotos) o cualquiera de las cualidades superficiales en la que decida centrarse ese día.
Al principio parecen piropos. No se pueden creer lo preciosa que eres, y no se sienten a la altura de ser pareja tuya.
Volviendo al punto de las inseguridades, tu terminas devolviéndole todos estos halagos porque quieres a toda costa que se sientan adecuados y que entienda lo atractivo que tu consideras que es. Y esto es lo que quiere. Con tus cumplidos, sabe que puede esperar adoración por tu parte. Pronto se sentirá muy cómodo compartiendo fotos de los juntos. Tu relación se convierte en un sin fin de intercambios de aprobación y aceptación. Te sientes cada vez más segura de ti misma, brillas. Pasas más tiempo arreglándote para impresionarle.
  1. Nunca antes en mi vida me había sentido así
Aquí es donde comienzan las comparaciones. Eres la bomba comparada con cualquier relación anterior. Te explica con miles de detalles por qué eres mejor que sus ex. No recuerdan la última vez que se sintieron tan felices.
Las frases como “ No me puedo creer lo afortunado que soy” se vuelven comunes. Te convencen de que le provees de una especie de felicidad que nadie antes les había proporcionado. You are the one.
El psicópata se refiere a tí como perfecta y sin defectos ( y esto se volverá una fuente de disonancia congnitiva muy complicada de sobrellevar cuando empiece a llamarte loca y celosa). Si estás en esa fase ya, no olvides que sus piropos estaban calculados. Lo hacen con todo el mundo. Los psicópatas no sienten felicidad ni amor. Sus emociones oscilan entre la envidia, el aburrimiento y el desprecio.
  1. Somos almas gemelas. 
Los prixópatas aman la idea de las almas gemelas. Implica algo distinto al amor. Es como si hubiera poderes superiores en juego. Que estáis destinados a estar juntos. os une de una forma psíquica que perdura más allá de la relación.
Los psicópatas manipulan tus sueños y fantasías. Si crees en las almas gemelas, encontrarás a la verdadera. ENcontrarás a una persona que esté llena de bondad y compasión. Y nunca cuestionarás tu corazón por ellos. Podrás florecer sin la intensidad manufacturada. El psicópata no era tu alma gemela y nunca lo será. Porque para se rtu alma gemela, antes de todo hay que tener un alma.
Persuasión Indirecta
Una vez que te han idealizado, comienzan a condicionar tu compportamiento. Utilizando la persuasión indirecta, los pricópatas son capaces de sugestionar sutilmente a la victima. Ellos manitnene la ilsuión de inocencia .
¿Te has dado cuenta que los psicópatas siempre utilizan los insultos a sus ex a modo de cumplido hacia ti? Escucha atentamente. Si te dicen que “ Mi ex hacia esto…. pero tu nunca lo haces” te están diciendo que te comportes de una determinada forma.
Algún ejemplo más: “ Mi ex y yo siempre discutíamos. Nosotros nunca nos peleamos”, “ Mi ex siempre quería hablar por teléfono. Tu no eres tan demandante”. “Pensaba que mi ex me pegaría, contigo duermo tan tranquilo”
Repito entonces: esto no son cumplidos. Son expectativas.
“Testing the waters” o “probando el agua”
 
Una vez que te han programado, los psicópatas empezarán a experimentar con el control para ver cuánto son capaces de presionarte. Una víctima útil, no replicará ni se defenderá en una situación que lo merezca. Si la fase de idealización ha funcionado, tu esfuerzo se enfocará en mantener la pasión en vez de en defenderte a ti misma.
Durante estos momentos, verás algo del lado oscuro del psicópata. Te puede llamar “ zorra” en la intimidad para ver cómo reacciones. Empezará a hacer comentarios sutiles sobre tu inteligencia, habilidades y sueños.
Si reaccionas mal, el se asegurará de convencerte de que estaba de broma. A media que empieza esta fase, te vuelves más y más sensible. Siempre te has considerado a ti misma una persona de fácil convivencia pero ahora estás cuestionándote esto. Te callas tus preocupaciones, para de forma optimista mantener la relación perfecta.
Ellos siguen combinando esto con los halagos de modo que siguen manteniendo la química del amor en tu cerebro activa. Esta técnica  bloquea tu intuición a favor de la relación que tienes con ellos.
Si todas estas cosas te suenan, no estás sola. Puedes escribirme a alaitz@lifesafari.org o dejar un comentario. Si conoces a alguien que pueda estar con una persona así, comparte el artículo. Estar educada al respecto puede ayudarte a salir mucho antes de una relación así.

Leave a Response