Aprendiendo a vivir con menos plástico

vivir con menos plástico

Hace tiempo que intento encaminar mis decisiones hacie el Zero Waste o lo que se conoce como cero resíduos. Pero no es fácil. En primer lugar, en España no hay forma de dar salida a los resíduos orgánicos en la mayoría de ciudades. Así que a menos que tengas tu propia compostadora, es muy dificil de gestionar el resíduo “fresco”. Además, en el supermercado, todo está envasadísimo y aunque cada vez abundan más las tiendas a granel, los productos ecológicos en los supermercados van con bastante plástico.

Si os sentís abrumados y no sabéis por dónde empezar, os cuento las cosas más sencillas que podéis hacer para iniciaros en esto del Zero Waste.

  • Lleva tu bolsa reutilizable siempre contigo.

Muchas veces no sabes cuándo vas a comprar algo y es ahí donde terminas con un montón de bolsas de plástico inútiles. Seguro que ya tienes un par de bolsas de tela bonitas por casa. Sácalas a pasear, te sorprenderás de lo poco que ocupan plegaditas en tu bolso.

  • Compra en tiendas a granel.

Y además de generar pocos resíduos apoyarás los negocios locales, porque normalmente son pequeñas tiendas y fruterías de barrio en las que no te envasan todo individualmente.

  • No compres agua embotellada.

Si vives en una ciudad como Madrid o Bilbao en la que el agua es totalmente potable y de altísima calidad, no hace falta que compres una botella de agua de plástico para nada, puedes beber libremente de las fuentes y grifos de la ciudad. Que sí, que no hay tantas fuentes y sobretodo en verano hace un calor de mil demonios, así que cómprate una botella reutilizable para el agua de acero inoxidable. Y si vas a un restaurante, no te cortes en pedir agua del grifo. Si te da un poco de corte, cuéntales que estás en un proyecto personal de no utilizar botellas de plástico. Te hará sentir orgullo en vez de vergüenza.

  • Invierte en un buen set de tuppers.

En vez de llevarte todo envuelto en plástico cada vez que sales de excursión. Yo tengo unos de valira desde hace siglos que siguen cerrando herméticamente y son muy buenos. Aunque cuando me estropeen ya les tengo echados el ojo a estos de acero inoxidable o cristal que son más duraderos y sostenibles.

  • Lleva a tu cafetería de todos los días tu propia taza

Yo tengo en casa media docena de estas que llevo conmigo para tomar bebidas fuera de casa. Si te parece demasiado aparatosa, puedes comprarte una Joco  que está hecha de vidrio reciclado de larga duración. O no pedir las cosas para llevar y que te lo sirvan en tazas de verdad, en las que además el café sabe mejor.

captura-de-pantalla-2016-10-11-a-las-14-56-27

  • Di no a las pajitas.

Cada día se desperdician 500.000.000 de pajitas, que llenarían 46.400 autobuses escolares al año. Un horror, ¿no te parece? Seguro que puedes beber sin ellas.

Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para vivir utilizando menos plástico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *